El reto de enseñarle a los hijos a “comer bien”

Psicoanalista Alejandra Rivas

Por supuesto que siempre queremos lo mejor para nuestros hijos, incluida su alimentación. Durante el primer año de vida es el pediatra el que se encarga de irnos diciendo que es lo que le podemos dar o no de comer a los niños, hasta que llega el momento en el que pueden comer de todo.

No faltan lugares ni páginas de internet que nos digan recetas y miles de tips para darles una alimentación sana, pero ¿qué es una alimentación sana? Muchos creen que esto involucra la prohibición de azúcares, carbohidratos y grasas; por supuesto que no queremos que cuando crezcan sean gordos o estén traumados con su peso, que no vivan a dieta y que puedan disfrutar de su vida quitándoles este “problema”.

Antes que nada, es importante que analices que significa para ti la comida, pues eso es lo que le vas a transmitir a tus hijos; si para ti es el enemigo, es importante que busques la forma de modificar esto, si quieres que tu hijo disfrute la comida y “no se traume” tu tienes que ser capaz de hacerlo también.

unnamed

5 TIPS PARA ENSEÑARLE A TUS HIJOS A COMER SANO

1. No prohibas. Como en todo, lo prohibido es lo deseado; en la medida que tú le prohibas algo a tus hijos, ellos pasaran más tiempo de su día pensando en las cosas que no pueden comer que en las que sí, por ejemplo, supongamos que tienen prohibidos los dulces, todo el tiempo van a estar pendientes en que momento tú o alguien come un dulce lo cual te va a hacer más difícil la tarea de mantenerlos prohibidos, fíjate todo aquello que no le prohibes como eso les genera menos angustia y pueden dejarlo pasar durante días.

No prohibas, solo limita.

2. No comas a escondidas. El mensaje que mandas es que la comida es dañina y que uno tiene que esconderse para comer por lo tanto, no es permisible disfrutarlo. Recuerda que tus hijos te están viendo en todo momento y van a hacer lo mismo que tú. Disfruta con ellos la comida y enséñales que con moderación pueden comer lo que quieran.

3. No premies y castigues con comida. Estoy de acuerdo que si no comen no hay postre, pero fuera de eso procura no premiar y castigar con comida, ya si lo vas a hacer elige una o la otra, si premias y castigas con comida mandas un mensaje contradictorio y no sabrán como relacionarse con la comida. Recuerda que la comida en sí no es un premio o un castigo, enséñales a probar de todo aunque no se lo acaben, lo importante es que prueben. Consejo, no les pidas todo un plato de algo que no sabes si les gusta o no, piensa nuevamente en ti, ¿cuándo comes algo que no te gusta?

4. Que la hora de la comida sea un momento agradable. Este es un momento de convivencia, procura que no se convierta en el momento de reclamos; claro que es muy fácil tener a los niños atentos durante la hora de la comida (o desayuno o cena) pues están sentados y en paz (a veces) pero es mejor que aproveches para platicar con ellos, el chiste es que no asocien el momento de sentarse a convivir en familia con algo desagradable.

5. Pon atención en tu lenguaje y en como te refieres a tu cuerpo. Es conocido como el “fat talk”, y es que muchas veces no nos damos cuenta pero nos referimos a nosotros mismos de manera despectiva diciendo cosas como “vaca”, “puerco”, etc, en pocas palabras nos devaluamos. De entrada es algo negativo y más si lo hacemos frente a los hijos, pues recuerda que aunque no te des cuenta, ellos están absorbiendo todo el tiempo lo que tu haces, no olvides que quieren ser como tú y van a copiar cada movimiento, cada palabra, cada frase. Si tú te hablas a ti misma de manera devaluatoria y denigrante, eso aprenderán a hacer ellos también, y lo peor, permitirán que les hablen así, pues así es como se habla mamá o papá a sí mismo.

Recuerda, el chiste es como dicen por ahí “todo con medida”, deja que tus hijos coman de todo en cantidades adecuadas, te garantizo que vas a batallar menos, dales un ejemplo y desde mi punto de vista, comer bien tiene que empezar por tener una buena relación con la comida, si tú te peleas con ella, tus hijos harán lo mismo. Enséñales a llevar una vida sana en donde el ejercicio sea una parte de su día a día y que disfruten la comida.

Contáctanos

Tel: 65-50-98-80

Mail: info@fundacionapta.org