Anorexia: Una Forma de Suicidio

“Se mata uno lo mismo rehusando a alimentarse, que destruyéndose por el hierro o por el fuego” (Durkheim 1897, en su libro El Suicidio).

La anorexia nerviosa, se define como un serio trastorno de deliberada inanición, con profundos componentes físicos y psiquiátricos”.

Es un trastorno emocional de alta complejidad, que lleva a sus víctimas a un deseo desenfrenado por ponerse a dieta, en busca de la obtención de una delgadez excesiva. (Newman & Halvorson, 1983).

Es una enfermedad psicosomática, que se apoya en el trípode siguiente:

-una fobia a la obesidad.

-una deificación de la delgadez.

-alteración de los mecanismos de regulación de la ingesta.(García Rodríguez, 1993).

A toda esta sintomatología le acompaña una grave perturbación secundaria de la mente con importantes alteraciones de la esfera familiar, social y cultural, lo que termina de cerrar el círculo patológico. La anorexia y la bulimia, son los únicos síndromes clasificados en el DSM III, que por sí solos, llevan a desequilibrios orgánicos graves y, posiblemente a la muerte.

Estos trastornos, tienden a surgir a partir de situaciones de vida altamente estresantes y se presentan con mayor frecuencia con la llegada de la adolescencia, ya que en éste momento del desarrollo, se presentan cambios químicos, físicos, hormonales, y ajustes psicológicos determinantes para consolidar la identidad del sujeto, ciertas características de la dinámica familiar y una serie de duelos que el adolescente debe elaborar para enfrentarse a los nuevos desafíos en su vida. Cuando la persona no posee las habilidades adecuadas con las cuales hacerle frente a nuevas responsabilidades, puede caer en la necesidad de enfrentarlas inadecuadamente por medio de una actitud rígida que le impulsa a adquirir la perfección y la preocupación por actuar exitosamente, para ser aceptado por los demás.

o-ANOREXIA-facebook

Durante la pubertad, la mujer experimenta una serie de cambios en su cuerpo, tanto en su imagen corporal, como internos específicamente en relación a la aparición de la menstruación.

Si la joven, no puede enfrentarse a éstos cambios, buscará desesperadamente la manera de retener su imagen del pasado , negando su desarrollo físico adolescente, por lo tanto recurrirá a la anorexia, convirtiendo su cuerpo en el de la niña pequeña que perdió, y reteniendo también, así, a los padres de la infancia , para seguir dependiendo de ellos, pues la idea de independizarse, le resulta aterradora, igual, que la de ejercer su sexualidad.   

Si ella debe ser perfecta, no puede crecer y pasar por encima de sus padres, ni debe traicionarlos, abandonándolos por otros intereses que se presentan en la adolescencia, por lo tanto, si ella no cambia, nada cambia a su alrededor…

Pero el precio que paga por detener el desarrollo normal, físico y psicológico de una adolescente, es tan alto, que la puede llevar a perder la vida.

Una de las características que presentan las anoréxicas, es la baja autoestima, lo cual les lleva a la imposibilidad de asumir el rol de un adulto, sienten que pierden el control de sus vidas, y curiosamente lo rescatan al tratar de demostrar y demostrarse, que son capaces de perder peso, manteniendo un control absoluto de la situación. Esto las lleva a sentirse “especiales” , por lo cual, no están dispuestas a renunciar a lo que les hace sentirse admiradas por los demás.

Y este es un punto nodular en la conflictiva de las pacientes anoréxicas que desearía abundar debido a la importancia que conlleva.

Como es sabido por todos, la sociedad actual, ha creado ciertos valores que considera necesarios para poder vivir mejor. Estos se convierten en “ideales” que pretenden alcanzar para obtener la felicidad. Constituyen “deseos” que necesita descargar en objetos o situaciones específicas, a los que les ha dado un valor simbólico. Los medios de comunicación, juegan un papel determinante en éste proceso, ya que se convierte en el indicador del éxito y del fracaso existencial.

Las imágenes publicitarias, son verdaderas representaciones del “poder” y del “bienestar” del individuo.

Se podría decir que son “perfectas” como las de la fantasía.

Por lo tanto, se introyectan , y forman parte de lo que deberíamos ser o pretender tener. La propaganda nos muestra cuerpos muy delgados y esbeltos que se encuentran rodeados de mensajes de seducción, perfección y de éxito.

En la actualidad, ser delgado, está asociado a la salud… Si estás excedido de peso, la sociedad no te acepta. En éstos tiempos, los “gordos” son rechazados y ridiculizados, por lo que se “debe” ser muy delgado, para que los demás te admiren y te acepten. Las dietas, de todos tipos, y los ejercicios aeróbicos, juegan un papel determinante en la imagen corporal del individuo actual. Se debe ser delgado a cualquier precio, no importa el método, aunque se engrape el estómago o se sellen los dientes con alambre. Generalmente, las dietas son el primer paso hacia el desarrollo de posteriores desórdenes alimentarios.

La autoestima gira en tomo a cuánto se pesa y a cómo te ven los demás. Si se deja la dieta y el ejercicio, si se pierde el control y se vuelve a aumentar de peso, el sujeto se siente deprimido y fracasado.

Y es cuando comienza un círculo vicioso, donde por “culpa”, y para tratar de manejar éstos sentimientos de auto reproche, se recurre a comer demasiado…debido a el remordimiento por haber “perdido el control”, posteriormente se ayuna, se hacen dietas más estrictas y en casos ya mas patológicos, se recurre a laxantes , a diuréticos y al vómito y a extenuarse con ejercicio compulsivamente , lo cual puede dar lugar a otro desorden alimentario, clínicamente significativo: la bulimia nerviosa. Otro camino, es el decidir no comer absolutamente nada, y aún cuando el peso al que llega ésta persona es mucho más bajo que el ideal para su edad y estatura, la persona se sigue considerando “obesa”, se da una percepción distorsionada del esquema corporal, rasgo distintivo de la anorexia nerviosa.

La anorexia nerviosa, es , desde luego, una forma de suicidio.

Hay aquellos que son suicidas y no son reconocidos como tales. Estas personas encuentran la vida intolerable y no manejable y participan en comportamiento de muerte orientada.

Estas personas cometen suicidio sin estar conscientes de lo que están haciendo. Se podrían etiquetar como suicidio parcial subintencionado, submeditado o equivalente suicida, (no comer, sobre comer, sobre trabajar, tabaquismo, alcoholismo, drogadicción, relaciones sexuales de alto riesgo , etc).

En la anorexia nerviosa, el individuo está acabando con su existencia, ya que además del adelgazamiento, se presentan gran variedad de complicaciones físicas, como la ausencia de la menstruación. Donde la pérdida de grasa, tiene un efecto especifico en la menstruación (en algunos casos en mujeres atletas, la menstruación tiende a desaparecer), se presenta amenorrea.

Como características adicionales, se observan constipación y molestias abdominales.

El abuso prolongado de laxantes, puede producir daño permanente del colon con mala absorción o la pérdida de la posibilidad de evacuar naturalmente.

Anormalidades en la piel, como:  resequedad, piel amarillenta (lo cual indica que hay un elevado nivel de beta caroteno en la sangre).

La pérdida del cabello (esta puede o no aparecer, pero no es permanente…)

Las complicaciones físicas más serias potencialmente que se presentan en los casos de anorexia nervosa son anormalidades en líquidos corporales y electrolitos.

Las más peligrosas son la deshidratación y la deficiencia de potasio. Esto puede traer como resultado: debilidad muscular, molestias abdominales, irritabilidad nerviosa, apatía, mareos, confusión mental e irregularidades cardiacas.

La muerte por fallas hepáticas o cardiacas puede presentarse. (Neuman & Halvorson).

Otras anormalidades son una baja en la temperatura corporal (hipotermia), disminución en el ritmo cardiaco; disminución en la presión sanguínea; bajo nivel de azúcar (hipoglucemia).    

Disminución en el número de glóbulos blancos; colesterol elevado; anormalidades endócrinas.  Edema en miembros pélvicos, también se presenta acetona en la orina. Elevada urea en la sangre; alteraciones en el hígado.   El deseo sexual también tiende a desaparecer como consecuencia de la inanición.(Newman &Halvorson).

Como pueden ver, con todas estas complicaciones físicas, de no ser atendido el paciente, le pueden llevar a la muerte . Es un suicidio lento, pero seguro.

Como ya hemos escuchado con anterioridad, el sujeto que presenta ideación o intentos suicidas, no está consciente del significado de su muerte. Primero, porque no sabe lo que es morirse y porque al tomar la decisión de dejar de existir, lo concibe como una forma de terminar con sus problemas, de dejar de sufrir, de encontrar una salida para sus conflictos.

Siente que desearía “matar” o “liberarse” de todas ésas partes que lleva dentro y con las que nunca se ha sentido identificado. El problema, es que si termina con ellas, termina con su existencia a la vez.

Lo que caracteriza al suicida es una imposibilidad de sacar la agresión, o de ponerla fuera, con lo que la vuelca sobre sí mismo, matándose, en lugar de matar…

El paciente anoréxico presenta características similares con respecto al suicida, ya que elige destruirse, por no dañar a los demás.

Aquí, intervienen cuestiones familiares; los padres de un anoréxico, tienden a ser sobreprotectores con sus hijos, vigilando cada una de sus acciones y necesidades. Estos niños tienden a desarrollar una marcada auto-conciencia y una preocupación excesiva por alcanzar la perfección. Son constantes buscadores de la aprobación de los demás, lo cual los lleva a tener dificultad para actuar independientemente, cuando buscan su autonomía, sienten que traicionan a sus padres y con tal de “mantener la paz”, los conflictos tienden a ocultarse o evitarse y no se les hace frente abiertamente. (Minuchin &co, 1978).

Toda esta dinámica familiar, lleva al sujeto a reprimir la agresión y a manejar fuertes sentimientos de culpa, ya que inconscientemente siente deseos de muerte hacia los demás, (madre, padre, hermanos, amigos, etc), pero los retiene en su propia persona, a través de actuaciones suicidas como en la anorexia y la bulimia.

No se permite independizarse, ya que esto representaría “traicionar a los padres de la infancia”, aquellos a los cuales amaron y admiraron sin cuestionarlo.

No se permite tomar decisiones, ya que éstas podrían enojar a sus padres, con el riesgo de perder su amor.

No se permite un cuerpo seductor y sexual, ya que sus padres podrían envejecer y morir (en la medida en que el individuo no crece, sus padres siguen siendo jóvenes y fuertes).

No se permite sacar sus impulsos, debe controlarlos para ser “una buena niña-persona” y que los padres la consideren perfecta.

Si además de todos éstas fantasías inconscientes, los padres, hermanos , amigos y la sociedad envían mensajes que sustentan éstas fantasías, será difícil salir de la “trampa” que el mismo anoréxico se ha tendido, y donde todo goce o placer, debe anularse. La anorexia nerviosa, puede clasificarse en dos grupos: -con carácter neurótico, -con estructura  borderline (limítrofe). Son dos tipos de manejos distintos.

En un principio, estas pacientes, son niñas cumplidas, buenas estudiantes, buenas hijas, responsables, sociables.

Pero al llegar a la pubertad, comienzan con preocupaciones por no subir de peso (fobia a la obesidad), se vuelven chicas hiperactivas, alertas y en constante movimiento. Preocupadas por no comer y por hacer mucho deporte. Se ven al espejo e insisten que necesitan bajar de ‘peso, (su percepción de la realidad se distorsiona).

Las anoréxicas con estructura neurótica, presentan un yo más estable, con mecanismos de defensa más maduros: intelectualizan, subliman. Su problemática esta a nivel edípico. Tiene problemas con su sexualidad. Y está agobiada por sus impulsos.

Las anoréxicas con estructura borderline. Presentan un conflicto más complicado y doloroso. Se encuentra a nivel pregenital. El yo es más frágil. No logran separarse de la madre. Presentan más ansiedad, mas problemas con la comida Y el pronóstico es reservado.

En estos pacientes, las familias son determinantes.

-con elementos parecidos a las de los psicosomáticos.

Son familias bonitas, con padres exitosos, donde aparentemente todo marcha bien.

Son padres controladores, no se dan cuenta de las necesidades de separación de sus hijos, las consideran como conducta provocadora.

Todo el tiempo les indican cómo portarse y cómo deben sentirse. Y no les permiten decidir por sí mismas. Hay una dificultad en diferenciarse de la madre.

Este ambiente familiar, puede propiciar la anorexia.

Aún si no existieran causas que justificaran el inicio de la enfermedad, la familia juega un papel determinante, cuando la patología ya se ha instalado, ya que el hogar, es el

medio social y físico donde se realizan y socializan las comidas.

Las comidas siguen ritos, hábitos y normas pautados familiarmente y el alejamiento de las normas del grupo, de cualquier grupo, forzosamente ha de desencadenar la oposición de los miembros ” tradicionales ” del mismo.

A continuación , como una medida preventiva, cito algunas señales de alarma, como identificación temprana de la anorexia nerviosa (Newman & Halvorson).

-ausencia de menstruación.

-dietas constantes, cuando la persona no se encuentra excedida de peso

-reportar sentirse “gorda”, cuando no hay un exceso real de peso,

-preocupación por la comida, las calorías, la nutrición y la cocina.

-la negación del apetito.

-hiperactividad y ejercicio excesivo.

-pesarse frecuentemente.

-uso de laxantes o del vómito auto-inducido para controlar el peso.

-dirigirse al baño después de las comidas (vómito en secreto) -conductas extrañas en relación a la comida (rituales).

-quejas acerca de sentirse hinchado o con náuseas después de haber ingerido cantidades pequeñas de comida.

-episodios intermitentes de voracidad.

-serios componentes depresivos.

-una tendencia al aislamiento.

-un ideal muy exigente, imposible.

-tiene miedo a no tener su propio deseo, ya que confunde su deseo con el de su madre.

-es un cuerpo que pretende de una manera desesperada buscar una identidad.

Es importante recordar, que si bien es cierto que la anorexia puede presentarse en niños y mujeres adultas, es más probable que se manifieste en la adolescencia.

El trabajo con el terapeuta debe ser centrado no en el síntoma, sino en su significado inconsciente.

     Alguien comentó una vez, que mientras una cuarta parte del mundo está a dieta, las otras tres cuartas partes mueren de inanición…

Pero también hay un porcentaje que debe tomarse en cuenta, que con su conducta inconsciente patológica, busca, a través de la anorexia , encontrar una forma de suicidio.

Por: DRA. GUITL STEIMBERG

Contáctanos

Tel: 65-50-98-80

Mail: info@fundacionapta.org